3_Powerful-Sales-Cultures_NB.jpg

03

Powerful Sales Cultures

Peter Drucker dijo una vez: "La cultura se come a la estrategia para el desayuno". La cultura puede definirse como el conjunto de creencias, comportamientos y valores que definen la personalidad de una empresa. 
 

En Ventas, la cultura puede motivar a su equipo a hacer lo correcto en lugar de elegir la facilidad o garantizar que el valor para el cliente sea lo prioritario. Puede ser un activo muy valioso, pero también puede hacer que los esfuerzos de efectividad de las ventas sean completamente inútiles si no hay un ajuste. 
 

La cultura nunca es estática. Evoluciona con el tiempo a medida que llegan nuevas personas y otras dejan la organización de ventas.

Una fuerte cultura de ventas fomenta la mejora continua, favorece la iniciativa, permite el fracaso y el aprendizaje. Cada gerente de ventas debe predicar con el ejemplo  y ser el modelo de la cultura que se pretende inplantar. 
 

Dar forma a una fuerte cultura de ventas significa influir en las reglas y hábitos no escritos de una organización de ventas de forma que apoye la aceleración de todos los demás componentes del sistema de ventas. Requiere convertir a los gerentes de ventas en "impulsores apasionados" y trabajar en varias iniciativas relacionadas. Es necesario definir las creencias, comportamientos, valores y habilidades de venta necesarios, establecer objetivos claros y comunicar la estrategia de forma transparente. 
 

Catalizamos el desarrollo de dicha cultura junto con la dirección de ventas y proporcionamos un coaching  de liderazgo para apoyar la configuración de la cultura hacia la aceleración de las ventas. Esto incluye abordar todos los ingredientes necesarios en línea con la historia, la visión y la estrategia de la empresa.

Ver programas de aceleración